Wednesday, February 28, 2007

EL TIEMPO, EL IMPLACABLE ... Y, LA EDAD, NO SIEMPRE DE ORO.

Hay muchas personas a las que les pesa la edad. De un escritor viejo, a uno joven y, de "retache".

Decía. Voy cumplir sesenta años, pero me siento como si tuviera veinticinco, afirmaba al final de la carta o tal vez en la posdata. Al principio me pareció una declaración muy triste, pero cuando la leí por segunda o tercera vez comprendí como si me dijera; ¿cuantos años tenes vos, pibe? Mi respuesta, lo recuerdo, fue inmediata. Le dije que tenía veintiocho, tres años más que él. Aquella mañana fue como si recuperara si no la felicidad, si la energia, una energia que se parecía mucho al humor, un humor que se parecía mucho a la memoria.

Llamadas telefónicas.
Roberto Bolaño.

TRABANDO AMISTAD CON LA MUERTE. PARA TODOS AQUELLOS QUE SE SIENTEN MÁS VIEJOS DE LO QUE EN REALIDAD SON.

A Hermann Hesse, las tareas literarias le ocupaban casi por completo, pues además de novelas, narraciones, ensayos y poemas, escribió más de 3,000 reseñas de libros y preparó ediciones. Aparte de viajes a ciudades suizas y alemanas, meditaba y concebía sus ideas mientras trabajaba en el jardín. En la puerta de su finca había un cartel que decía: "Visitas no, por favor". Un día, un amigo y colega de Hesse escribió debajo del cartel: Bueno, otra vez será. Saludos, Thomas Mann. Por si el visitante franqueaba esa primera barrera, en la puerta de la vivienda, la Casa Rossa, colgaba un poema chino de Meng Hsich.

Cuando uno es viejo y su trabajo está acabado,
tiene derecho, en la quietud, de trabar amistad con la muerte.
No necesita a los hombres. Los conoce; ya los ha visto bastante.
Lo que necesita es tranquilidad.
No está bien buscar a este hombre, abordarlo,
molestarlo con su charla.
Lo correcto es pasar por la puerta de su casa
como si nadie viviera aquí.

Filosofía del Underground
Luis Racionero.

Muchas veces, al única forma de encontrar la voz de la inspiración es ... completamente solo.

SALUDOS.

3 comments:

Phantom Lord said...

Mi estimado ArcGabriel, ya extrañaba esos destellos de sabiduría. Y hablando con uno de mis máximos: Hesse. Y es que llega un momento en que el tiempo es factor de riesgo, incertidumbre y temores, temor incluso de voltear atrás. Es el tiempo el cínico bastardo que se ríe de ti mientras pasa por encima y te cubre con su velo y nos deja citatrices con toda la intención que perduren toda la vida, pero nada podemos hacer, estamos totalmente a su merced.
El gusto que me queda es cuando se queda viendo idiotizado cómo disfrutas un buen trago, una buen libro, una buena comida, una pelicula, buen sexo o cuanto placer encuestres; entonces, hata parece que se detiene a contemplarte con encvidia.
Siempre he pensado que las obras maestras mas importantes fueron creadas bajo el peso de la depresión, en los momentos de soledad, entonces aflora la parte sublime del pensamiento y eleva al artista. No te preocupes, la soledad es sabia, pero tampoco está bien evitar una buena compañia, más aún, si viene envuelta en seda (hummm!)
No estás Solo, estamos los que leemos tus palabras.

Bueno, me despido hasta sueño me da lo que escribo (jeje) Saludos a todos!

arcgabriel said...

Me gusta sentirme solo. Me gusta contemplar mi edad a partír de las palabras que se ha tatuado en mi cabeza. Me gustan los fantasmas que aparecen en mi cuarto cuando está en completo silencio.
Gracias por tu comentario tan sentido hermano, y claro que no estamos solos, pero tampoco invadimos lugares inhospitos donde solo cabe uno.

SALUDOS Y SALUD.
ARC.

violador de papantla said...

Doña (Chole)edad rules !!!