Wednesday, February 21, 2007

Hey un saludo a toda la banda pesada y lectora, me metí al blog del Arcgabriel a ver si así postea algo el wey !!!


me ando al carajo !!!


salu2 !!

Cordialmente !

El Violador de Papantla !

6 comments:

Mivi said...

Ke metiche...¡¡¡

Haber si tu también posteas algo...¡¡¡ par de 2...¡¡¡

pinhead said...

weno de menos un chiste cultural no ? jajajaja

violador de papantla said...

Si, cómo no chiste cultural , bueno mas bien es chiste altamente faltoso, sexual, iconoclasta, blasfemo etc, etc, pero déjemos que el mismi Jodorowsky nos lo cuente !

salu2 cabeza de pin !

http://www.youtube.com/watch?v=OInMSxRSD4w

CIRCONIA said...

TE VES RARO AHI; PERO ENTIENDO POR QUE EL GABY TIENE MUCHA CHAMBA Y TRAE UNA GUERRA DE PENSAMIENTOS ABERRADOS; OJALA VENZA LA BATALLA Y SE DE CUENTA DE LO QUE HACE....

Phantom Lord said...

Que buena idea, Violador. Que bien auxilias al dueño del blog.
Y como no se me ocurrió otra cosa, les comparto esto uqe me encontre una vez, espero no haya broncas de derechos (ni que quiero usurpar funciones de nadie, solo compartir). La dichosa entrevista de Jordi Soler a Jack Kerouac.

Yo había estado bebiendo en casa para matar la tarde que se empeñaba en matarme. El, al parecer, llevaba bebiendo todo la vida. ¿Es usted el autor de este manuscrito?, dije poniéndolo sobre la mesa, del lado que decía Jack Kerouac's Tristessa, con tinta azul. El tipo respondió: ``Sí''. ``¿Es usted Jack Kerouac?''. ``Si''. ``Veo que además de escribir también le gusta dibujar''. ``Sí''. ``¿Es cierto que Tristessa es aquella mujer?'', pregunté a la vez que señalaba a esa mujer que estaba en los huesos. ``Sí'', respondió. ``¿Es usted gringo?''. ``Sí''.

Traté de ganarme su confianza: ``¿Puedo invitarle una cerveza?''. ``Sí'', respondió como era natural. ``¿Y piensa quedarse a vivir aquí en México?''. ``Sí''. La mujer, que era Tristessa, se acercó para decirle al escritor que ya se iba. ``Sí'', respondió él sin levantar los ojos del dibujo que cruzaba por la fase difícil del sombreado. ``Así que le gusta dibujar ¿eh?'', dije en un tono que pretendía ser casual. ``Sí'', respondió.

Cansado del rumbo de esa entrevista sin rumbo, le hice una pregunta capital: ``¿Lo estoy incomodando?''. El escritor respondió: ``Sí''. Decidí acomodarme una salida conveniente, para que él cargara con la responsabilidad de esa entrevista frustrada: ``¿Quiere que me vaya en este instante?''. Respondió como lo esperaba: ``Sí''. Pagué y me fui.

Por alguna razón inexplicable, guardé la frustración en mi archivo de entrevistas. Con el tiempo el escritor se hizo famoso. Todavía de vez en cuando, en medio de alguna fiesta, pido un poco de silencio, saco la cinta del archivo y reproduzco aquel diálogo de bar. Mis amigos se entusiasman, aplauden y brindan en memoria del maestro.

violador de papantla said...

oye muy bien phantom !
se nota que si sabes lo que lees !

salu2 ¡