Tuesday, April 22, 2008


UN ANTI-HOMENAJE A OCTAVIO PAZ EN SU ANIVERSARIO LUCTUOSO EN PALABRAS DE ROBERTO BOLAÑO Y SUS "LOS DETECTIVES SALVAJES".

Nunca me gustò la poesìa de Octavio Paz; su jaguar, su obsidiana, su otredad !chale! como que no tenìan nada que ver conmigo. En cambiò, sus ensayos, siempre me parecieron brillantes y llenos de pausas, que haces en la lectura para pensar, de cualquier manera, no me veo defendiendo la obra de don Octavio casi a golpes, como lo he hecho con Hemingway, Fuentes (tantas veces, Fuentes.) o mi abuelo Girondo; pero, de cualquier modo, es nuestro ùnico premio Nobel y es un buen pretexto para volver a leer algo de LOS DECTIVES SALVAJES. Ahi les dejo la foto de los "infras". Entre ellos, Roberto Bolaño (cuarto de izquierda a derecha segunda fila) y Mario Santiago Papasquiaro, el gran Ulises Lima (segundo de izquierda a derecha segunda fila). Esta es una gran historia, la historia de los ires y venires de la poesìa Mexicana ... ahi les va.

Clara Cabeza, Parque Hundido, Mèxico DF, octubre de 1995.
Yo fui la secretaria de Octavio Paz, no saben ustedes el trabajo que tenìa. [...] Mientras tanto, don Octavio caminaba. caminaba en circulos cada vez màs grandes y a veces se salìa de la senda y pisaba la hierba, una hierba enferma de tanto ser pisoteada y que los jardinero ya ni debìan de cuidar. Entonces fue cuando vi a ese hombre. Tambièn caminaba en circulo y sus pasos seguìan la misma senda, sòlo que en sentido contario, asì que por fuerza tenìa que curazarse con don Octavio. [...] Màxime cuando a eso de las cinco de la tarde don Octavio me llamò a la biblioteca y me dijo que hiciera una lista de poetas mexicanos nacidos digamos a partir de 1950 [...] Y èl entonces dijo a ese muchacho yo lo conozco. ah, si?, dije yo. Y èl dijo, hace muchos años Clarita, un grupo de energùmenos de extrema izquierda planearon secuestrarme […] Y el desconocido apareciò, a la misma hora que las dos veces anteriores, y se puso a pasear. Y entoces yo no quise dilatar màs el asunto y lo abordè y le preguntè quien era y el me dijo, soy Ulises Lima, poeta real viseralista, y el penùltimo poeta real viseralista que queda en Mèxico, tal cual, y que quieren que les diga, su nombre no me sonaba de nada, aunque la noche anterior por ordenes de don Octavio, habìa estado consultado ìndices de màs de diez antologìas de poesìa reciente y no tan reciente [...] sabe usted quièn es el señor que està sentado ahi? y èl dijo: es Octavio Paz, y yo le dije: quiere venir a sentarse con èl un ratito? y èl se encogiò de hombros o hizo un gesto parecido que yo interpretè como afirmaciòn y ambos nos encaminamos al banco en el que don Octavio, seguìa interesantìsimo todos nuestros movimientos. Al llegar junto a èl, pensè que no estarìa de màs una presentaciòn formal, asì que dije: Don Octavio, el poeta real viseralista Ulises Lima. Y entonces don Octavio, al tiempo que invitaba al tal Lima a tomar asiento, dijo: real viseralista, real viseralista (como si el nombre le sonara a algo) no fue ese el nombre del grupo poètico de Cesàrea Tinajero? y el tal Lima se sentò junto a don Octavio y suspirò o hizo un ruido raro con los pulmones y dijo si, asì se llamaba el grupo de Cèsarea Tinajero. durante un minuto o algo asì estuvieron callados, miràndose [...] eso me hizo tener la mala ocurrencia de preguntarle a don Octavio què grupo era èse y si èl lo habìa conocido. lo mismo hubiera podido hacer un comentario sobre el tiempo. Y entonces don Octavio me mirò con esos ojos tan bonitos que tiene y me dijo Clarita, para cuando los real viseralistas yo apenas tenìa diez años, esto ocurrio allà de 1924, no? dijo dirigièndose al tal Lima, si por los años veintes, pero lo dijo con tanta tristeza en la voz, con tanta ... emociòn, o sentimiento, que yo pensè que nunca iba a escuchar una voz màs triste. Creo que hasta me mareè. Los ojos de don Octavio y la voz de desconocido y la mañana y el parque hundido, un lugar tan vulgar ¿verdad? tan detereorado, me hirieron, no sè de que manera, en lo màs hondo. Asì que lo dejè que conversaran tranquilos y me alejè unos cuantos metros [...] ¿cuanto tiempo conversaron? no mucho. Desde yo estaba se adivinaba, eso si, que fue una conversaciòn distendida, serena, tolerante. Despuès el poeta Ulises Lima, se levantò, le estrechò la mano a don Octavio y se marcho. Vamonos Clarita, oì que me decìa don Octavio [...] despuès vino la deslusiòn y cuando me marchè del parque, a eso de las diez de la mañana, podrìa afirmar que incluso me sentìa feliz, aunque no me pregunten por què pues no sabrìa decirlo.

PARA TODOS AQUELLOS "REAL VISERALISTAS" O "INFRARREALISTAS" HONORARIOS DE ESTE AÑO 2008.

DON OCTAVIO PAZ, DESCANSE EN IDEM.

SALUDOS.

12 comments:

Poesia said...

Paz es profundo y no es nada ligero, (eso sin contar con que debes tener un diccionario cerca cuando lo vas a leer, por si acaso)

Tampoco es mi maximo, pero ''las trampas de la fe'' es de una belleza inolvidable.

No es mi amor por la señora Ines Ramirez lo que me hace amar su libro, por que libros de sorjuana hay para aventar para arriba.

Pero ninguno (que yo leyera) tiene su objetividad y el manejo tan pulcro de ''las trampas...''

Si solo hubiera escrito ese libro, igual me habria quitado el sombrero por OP

Besos enclaustrados
Poesia.

Béré nizé-uooÓ said...

snif!! siento una presión en el pecho cuando reafirmo que los poetas de antes no eran diferentes a los de ahora!

snif snif snif!

BETTINA PERRONI said...

Pues, como fuera... aqui o en cualquier otra parte del mundo será reconocido el Sr. Paz por el excelente trabajo que ha hecho...claro, hay de gustos a gustos por que comparto el gusto por Ernest Hemingway... y saber que el primer libro que leí apenas aprendí a leer fue de el.

Un abrazo :)

Nube Gorda said...

Maestrazo, si mi madre leyera tu post, caería rendida a tus pies, muy lindo (oigase el acento venezolano..jijijijij).

Bsos

difusa said...

Siempre que te leo, partó a estudiar!

pinhead said...

Ijole una vez te escribiq eu luego me sentia bien neofito por no leer mucho o no saber mas, pero de Octavio Paz lo unoco que he leido es Laberinto de La Soledad.
saludos

fire said...

Aqui me encuentro aprendiendo contigo..
leerte es enriquecedor...
un beso amigo...
:-)

arcgabriel said...

Ja! me acaba de llegar un e-mail, preguntàndome que si ya "me siento mucho" por algunos de sus comentarios tan halagadores.

SALUDOS.

Pd. Claro que me siento mucho!!! mil gracias.

Yoryiboy said...

Ah bárbaro, eso del realviseralismo no me había tocado, será que con tanto ismo y con tanta extravagancia nacida de los 20´s se pierde uno en el mapa de los "géneros". La anécdota, el pequeño relato, con todo y su obtusa narrativa, resulta ser conmovedor e interesante... Yo no sé qué pensar de Don Paz, lo poco que he leído de él me ha dejado saciado, no me quedo con hambre, pero tampoco siento haber disfrutado de un gran banquete, que en fin, sea como sea en lo personal, Don Paz fue Don Paz, y que me perdone Dios y la mismísima colonia condesa, pero es que a mi en la latinoamericana me gustan más los sudamericanos, sobre todo los argentinos, ¿que le hacemos si para mí Borges es el verdadero portador de todos los premios de Paz y otros?

El que boga de pie sobre una piedra said...

Otro comentario de "Los detectives salvajes":

Alguno de los múltiples narradores de la novela les dice a Ulises Lima y uno de sus amigos algo así como: "En México sólo habemos dos escritores que vivimos de escribir, Octavio Paz y yo, que escribo carta y oficios en los portales de Santo Domingo".

Ojalá que alguien más acucioso que yo nos dé la cita exacta y el nombre del narrador. Yo solamente cito de memoria y seguramente muy mal.

Phantom Lord said...

Octavio Paz no es mi màximo, pero estoy se acuerdo en la innegable importancia de su trabajo no sòlo en Mèxico, sino en toda Latinoamèrica.
Tus posts cada vez mejores, mi Arc, un gustazo leerte.
Saludos!

Angel said...

El que Boga: Yo tengo mala memoria pero sé donde buscar. Lo malo es que mi libro me queda un poquito lejos.

Pues a mi me gusta más la poesía de Paz (muchísimo... es absolutamente elocuente) pero me caen re-gordos sus ensayos.

Bolaño, por otro lado, también es grande. Más en 2666. Simplemente genial.