Tuesday, April 24, 2007

EL FINO ARTE DE ANDAR "BIEN BONITO" Y, SOLO POR LA VIDA.

Si. era cierto el rumor de mi informante: En "El Sotano" de Coyoacan había un tomo perdido de "París no se acaba nunca" primera edición y todavía de la colección "Narrativa Hispanoamericana" con su tamaño grande y su tono gris sobrio (para los que no lo sepan la Anagrama solo imprime algunas ediciones de esta colección y luego los manda a "compactos" que son su presentación económica, reducida y en colores "chingame la pupila") Ahi estaba yo, después de una tremenda caminata, nada recomendada por el doctor ya que tengo un desgarre en la pata zurda por andarle jugando al Robert Walser, paseando 3 kilometros en cuatro horas y cuarto. Total; que en mi aferre tomé otra iniciativa, también muy "Walseriana" iniciar el recorrido de vuelta, a pata; pero a "medios chiles" apenas y, ligeramente, energetizado por el alcohol. A unos cuantos metros de la libería, había una hermosa cervezería de lo más tradiciónal, sin pensarlo dos veces y amparado por el enorme sol que hacía de mi una masa sudorosa, me clavé y pedí en la barra una "Obscura fría, con dos limones" que bebí en dos tragos: !AH, QUE SHABROSHO!!! junto a mi, un güero cara de taquero, que bien se veía que llevaba ya rato en la cervecería, comenzó a molestar a la cajera, que si bien, estaba bien fea, pues ya en la peda, ni mides, ni recuerdas ... total, mañana la cruda será la misma. La cajera lo mandó directo a chingar a su madre y él, sabiendo perfectamente el ritual de borracho en casa ajena, se disculpó e intentó hacerme plática buscando un cómplice por si los viejos y enanos meseros, trataban de sacárlo a punta de chingadazos. Yo lo miré, con esa jeta de "no me estés jodiendo" que tanto me caracteriza y pedí otra fría más. De pronto, el güero pidió la cuenta, comenzó a llorar y salió tambaleándose de la ceverzería, a los pocos momento entró un franelero: "Chale, "la banda" alguién que salga a alivianar al güero que ya se fue a meter a la fuente". El encargado de la barra, me miró y yo negué con la cabeza, luego contestó: "Ese wey viene solo". Yo, apresuré mi "cebada" y pedí otra más, exprimí un limón lleno de sal en mi boca dejando que el acido de su jugos constriñera mis mandibulas, luego; vertí el frío liquido amargo, que a su paso liberó mi garganta y nariz de cualquier incomoda flema que el tremendo calor produjera. Pagué, bajé al baño, salí recibí mi cambió, di buena propina a los Elfos que servían en esa comarca (sabía que iba a volver muy seguido por ahi) y enfrenté de nuevo la calle, listo para tomar camino, calentado las piernas ... y viendo como "los cuícos" se llevaban al güero todo mojado.

SALUDOS.

14 comments:

violador de papantla said...

Como decìa el viejo sabio Alex Lora:
"chingen a su m....." ah no verdad?
Como decìa alex Lora: "Mama, prendele a la Tele....." no, perdòn, como decìa alex Lora: "Son las aventuras, en el Distrito Federal" Buen relato Coyoacanense, "mas que sin embargo" Còmulgo con tu percepciòn de que es chido de vez en cuando tomarte un doiminguito y "pasiar" al amigo que mas hemos olvidado, uno mismo,
Pot otro lado comentabamos en el chopito que la expresion que
"utilizastes" era opuesta gramaticalmente cuando dices "labanda" a "la banda" siendo que la primera se refiere a un singular y la otra a un plural, espero frevientemente arregles tu error de sintaxis a fin de no caer en una "fe de ratas"

AH ademas eso te pasa por no quere ir a ver a Aerosmith !

salu2 a to2 !

S4Lm0n said...

definitivamente, pasa de todo en esta ciudad, muy chido el relato, me agrado

Sandra Becerril said...

jeje bueno, podemos ver de todo... dónde dices que fue esto? A lo mejor andaba por ahí

besos

Phantom Lord said...

Que sabrosa forma de contarlo, mi Arc. Buenas aventuras en el área de los libros, las cervezas y las nieves. Gracias.
Yo pensaba que la diferencia entre lavanda y la vanda, era el olor jejeje

arcgabriel said...

JAJA ... QUE CHIDO! GRACIAS POR EL COMENTARIO MI LORD VADER, GUSTO EN VER QUE SIGUES POR AQUI.

LA VANDA; LAVANDA ... Y LA BANDITA.

SALUDOS.

Nube Gorda said...

Mi querido Arc, Coyoacán, la soledad, las frías, la caminadita, todo eso suena muy chido y aveces nos olvidamos de disfrutar de las trivialidades como el asunto del wey de la fuente, q chido q le des juego a tu existencia.

Oye, me llevaaaa...¡¡¡¡ (como dice komanka)

pinhead said...

Me gusto tu historia solo tengo un pero, no manches yo que sufro de gastritis y un poco de colitis y leer lo del limon no manches se me puso la piel chinita ayyyyy pobre de mi

violador de papantla said...

que paso mi pinhead ?
entoncces no vayas a la "Lagunita" porque las cebadas que venden allà son minimo de 4 limones, leyò usted bien no 1 ni 3, 4 limonzotototototes !!!!


salu2 !

Que? nadie le va hacer burla al ARC porque va Estudiar portugues !!! no manches !! quièn estudia portugues ??? nadie !!!!!!

pinhead said...

si hay alguien y es el Arc, jiji, pus weno es eso o estudiar chino mandarin jaja.

Y lo de los limones, si me llego a tomar una micheladita y no hay falla pero asi solo nel no se puede

Sandra Becerril said...

Muchas gracias por tus palabras!!! De verdad...

Feliz fin de semana

Miss Neumann said...

SALUD.....

CUIDADO CON TANTA CHELA Y LA PANSA DE CHELERO...

Midori said...

muchas gracias por tus comments, ahí voy, ya dispuesta a estar bien! como debe de ser, y gracias por las citas, realmente están buenas! Cuídese!

Salvatore said...

Vaya relato bizarro. Me parece que la situación en general es simpática, pero siento como que le faltó más punch (como decimos los periodistas al remate y al recreación de la atmósfera).
Pero de que estuvo cómico lo que te pasó en la cervecería, pues ni hablar.

Pamela said...

Muy bien contado.