Sunday, November 28, 2010



"EL DULCE MARTIRIO DE LA DULCE CIENCIA"

Tù, frente a mi, rebotando en piernas, con la guardia bien ceñida y con tus guantes Cleto rojos, como el preludio del color de mis adentros.

Tù, soltando el jab; ligero pero con la presencia justa para dejarme a distancia, salì lateral en àngulo de piernas. Disparaste y acertaste.

Tan cerca de mi boca, tirado el golpe a mi mandibula apagada, cuenta me dì de pronto de tu poder sobre mi cuerpo y tambièn sobre mi alma

Aturdido, me peguè en total sobre tu cuerpo (nada pendejo) en un desconsolado abrazo para no caèr a la lona por completo.

Y sin màs, al verme perdido, soltaste de mis brazos tus brazos, "counteaste" fintando y crudazaste el recto de derecha directo a mis labios

Todo mi cuerpo peso sùper medio, probò el sabor de esa lona que tantas veces pisaste, localicè tus huellas. De nuevo: Estaba a tus pies.

SALUDOS.

PD.
RT @heidegger2010 Escribe algo denso en tu blog para callar la boca a la Güera qdice que perdimos a un novelista y ganamos un poeta.- Chale!Bombardean al Bombardero desde Twitter.

2 comments:

Pijama de Seda said...

Y en el juego... caí en la lona. Y acaricie cada golpe en mi cara porque él los había puesto ahí. Un saludo, un abrazo y un beso mi querido maestro.

Pamela said...

QUé buenísimo, sublime, ¿qué más te digo que no te he dicho?, ah, ya sé, que te extraño