Wednesday, January 09, 2008

PARA MI "CHINA" LEJANA EN TIEMPO Y ESPACIO; PERO, TAN ACURRUCADA DENTRO DE MI ALMA. EL ENALTECIMIENTO DE LAS PALABRAS POR EDUARDO GUDIÑO KIEFFER.

En este principio de año, se me sale lo "tangero" de mis gustos literarios y arranco con una selección de libros que van desde Borges a Arlt, pasando por Girondo (mi abuelo literario) y Bioy Casares y mi consentido Cortázar.

Es aquí donde aparece Eduardo Gudiño Kieffer. llego a este deslumbrante autor por dos vías: Un fragmento de una de sus novelas en un "buen libro compañero" (es decír, un libro con una buena variedad y calidad de escritos que tiene el tamaño justo para albergarse en la bolsa de atrás de tus Levi's y, tenga presencia inmediata cuando haces una pausa y no permite que aparezca el aburrimiento en ningún momento) de nombre:ANTOLOGIA DE POESÍA ERÓTICA. Y la segunda, el maestro fue el traductor de el libro: MIS AMIGOS de Emmanuel Bové, que fue el último gran libro que leí el año pasado gracias a mi gran amiga y compañera de risas Pamela, que me lo mandó desde la Patagonia.

Para mi "China", que a la distancia, las palabras entre ambos, son un "cinturón de cuero" que nos mantiene unidos:

Pero tenés razón. Cecilia: las palabras están cansadas. Habría que dejarlas dormír, tejerles un capuño de seda y esconderlas en cualquier parte, en una caja de zapatos, en una polvera vieja, en un jarrón o en un papel bien dobladito y metido en una jaula para que no se escapen, para que no se vuelvan, para que canten si tienen ganas y si no, no.
Por eso me gusta que me ayudes a encontrar otras palabras, ésas que vos inventás y hablás y que te salen de la boca de a poquito, como si de tus labios núbiles brotaran enormes flores y enormes pájaros, como si en vez de pronunciar palabras, pronunciaras farolitos japoneses, crujiente papel de arroz y lilas, violetas, verdes. Rojos, amarillos mezclados. Vos renovás el mundo, Cecilia. Vos lo recreás, lo volves a hacer, y no de barro, de palabras ... [...] o cuando te definís vos misma con un sonido imposible de transcribír, con ese sonido que parece lluvia sobre un techo de cinc y suspiro, viento entre hojas de álamo y zureo de palomas. Ese sonido que es todo los sonidos del mundo y es vos. O tu nombre: Cecilia.
Pero yo no puedo escribír inventado palabras. Yo tengo ya las palabras que me han dado, los instrumento de un idioma heredado y común a todos los que me rodean. Yo sólo puedo creerte y crearte, Cecilia. Creerte y crearte y quererte. Y escribír (cuando escribo) hablandote. Como si realmente estuvieras acá ¿no lo estás acaso?

PARA COMERTE MEJOR.
Eduardo Gudiño Kieffer.
Losada 1967

SALUDOS.

12 comments:

lacobachitadeleo said...

Gracias corazon. Que lindo regalo, un post dedicado a mi (y yo se lo compartire al rojito un dia).
Los chinos se me apretaron de la emocion. Todo lo demás que te dire, va para ti por mail, en privado. Asi todas las ilustres personas que te leen siguen disfrutando de tu escritura. TA, TE, TD.

Miss Neumann said...

Leí la sombra del viento y me FASCINO!

Miss Neumann said...

y tienes TODO el derecho de burlarte de mi, soy un caso perdido!

Midori Karate said...

hello you, ya regresé, sorry por desaparecerme.... abrazos!!!!

Sandra Becerril said...

Me encanta la idea de encontrar otras palabras para dejar descansar las que ya casi duermen... y también que me leas y me des tu opinión, es muy valioso para mi, creemelo...

Besos y excelente semana!
(Abrazos del ahijado Bastián)

Salvatore said...

Bueno pues suena bastante interesante este nuevo proyecto de lecturas argentinas que tienes pensado. A mí me gustaría que hablaras un poco de Macedonio Fernández, Ernesto Sabato y Ricardo Piglia, en ese orden.
Te mando un saludo y te deseo buen fin de semana.

mi despertar said...

excelente es tu blog

Yoryiboy said...

Me gustó, un equilibrio perfecto entre la felicidad de saber tener algo y la nostalgia de que esté lejos, habrá que darse más ondas del autor.

Nube Gorda said...

Oyayé, q bonito y me imagino q debe ser muy chido para la china q tu, precizamente tu lo escriba para ella.

salu2 para tin-tan y cía. incluyendo al rojito dormilon.

lacobachitadeleo said...

Y yo sigo entrando a tu blog a leer y releerte para sentir que no estamos tan lejos. Te he de tener gastado ya este texto, verdad? Yoque no soy una avida lectora como tu sabes, conoci a Roberto Bolaño por ti y ayer me lo mencionaron como alguien muy favorito entre los lectores Quiteños. Quito es precioso, eh? algo que no nos enseñan en las clases de Geografia o de Historia en Mexico. Y aqui, veneran a Roberto Bolaño, te paso el tip. Gracias Nube Gorda! Al rojito se le bajo ya el subido tono y palidecio pero tengo que tener cuidado con ese comentario porque podria entenderse que se vuelve rosa en Lima....y para nada! sigue siendo muy machito y proteston!

arcgabriel said...

CLARO QUE SUPERMACHÍN!!! SI ES IGUALITO A SU PADRASTRO!!!
De hecho, es tocayo del tremendo Hell-Boy, también a él le llaman:RED.
No me lo comiencen a debilitar, ustedes, madres chiquionas y aduladoras, eh?!

Don Pisador said...

ala! ala! no sabes cuanto te agradezco esta entrada! saludos!